Ventas de segunda mano efectivas en 4 pasos.

¿ Cómo puedo vender mis cosas a otras personas de la manera más efectiva ?

Continuamente hablamos de ahorrar, y desde luego, la mejor manera es no dejándonos llevar por las compras compulsivas, como hablamos en el artículo “1 euro 166 pesetas”.  Sin embargo, muchas veces compramos objetos que al final no les damos uso, o simplemente porque han cambiado nuestros hábitos se han quedado acumulando polvo en un armario. Pues no les cojas cariño y ¡ponlos a la venta! Es una buena oportunidad de hacer sitio en casa, y de sacarnos un dinerillo.

Hace unos meses os hablé de  5 pasos a seguir para vender en Wallapop, la app de moda en segunda mano. Pero este artículo va un paso más allá. No va orientado a cómo publicar las cosas, sino más bien al trato con los compradores .

Así que sentaos y leed los 5 consejos básicos para vender tus cosas usadas de forma efectiva.

 

1. Queda en un lugar público a una hora conveniente. Sé adaptable pero prudente .

Lo mejor que puedes hacer es quedar en un sitio público. Donde no estés solo. Lo normal cuando vendes es que encuentres al otro lado a una persona que simplemente quiere comprar. Pero nunca se sabe. Si de todas formas no te sientes cómodo yendo solo, siempre puedes ir con otra persona.

Muchos compradores son de los de “lo quiero en la puerta de casa”. Ningún problema, pero les incremento el precio según lo que me tenga que desplazar.

¿Si es algo muy grande?

Mejor especificar en el anuncio la zona donde hay que recogerlo (digo zona por que es mejor mantener la privacidad de uno ante todo). Si el comprador es el que se desplaza, pues maravilloso. Pero un consejo, no quedes en tu casa o en el portal, aunque sea un sitio concurrido. Siempre es mejor aunque sea una calle más lejos, por eso de que quedas con un desconocido.

Adáptate a la hora y el lugar que a los dos os convenga, pero se prudentede y si desconfías ve acompañado.

Respecto a la hora. Esta claro que si queremos vender algo, debemos adaptarnos. Pero también debemos ser prudente con la gente que quiere las cosas «ya». Y más si nos escriben a altas horas de la noche o bien de madrugada. Raro es el que quiere un móvil a las 2 de la noche (aunque hay de todo).

2.Sé lo más «profesional» posible.

Solo hay una oportunidad para dar una primera impresión, y créeme, nos condiciona mucho más de lo que nos parece. Así que, cuida tu apariencia y modales y el aspecto y limpieza de lo que vendes.

No mientas, eso se nota. En varias ocasiones he ido a comprar algo y cuando he sospechado que me estaban mintiendo he salido huyendo. Se sincero, di por qué lo vendes (si te lo preguntan) y enseña los desperfectos. Es lo más ético y además te ahorrarás problemas.


Responsabilidad ante los desperfectos en un artículo de segunda mano. Los vicios ocultos en una compra venta entre particulares.-Consumoteca.com


 

Dentro de que es una venta entre particulares, si damos una imagen de ser «profesionales» venderemos más. O al menos, las personas con quienes cerremos los tratos quedarán satisfechas. Esto es importante si vendemos en alguna plataforma dedicada como Wallapop, foros etc… donde una buena reputación marca la diferencia.

 

Solo tienes una oportunidad para causar una buena impresión.

Antes de estar cara a cara con el comprador apunta el número de serie o emai si es un teléfono de lo que estamos vendiendo para evitar malos entendidos si hay reclamaciónes. No serás al primero que le intentan colar un producto igual que no funciona.

 

3. Cara a cara con el comprador 

Saludamos con tranquilidad pero firmeza. Un apretón de manos y nuestro nombre suele bastar. Da la oportunidad de que examine y pruebe lo que nos compra con detenimiento. Que se tome el tiempo que haga falta. Te darás cuenta de que no todos lo miran si quiera, te dan el dinero y se llevan lo que compran sin mirar, como si compraran algo ilegal.
Algunos intentan la picaresca de quedar y luego en persona te dicen un precio muy inferior al pactado. Con mil y una escusas. A todos nos gusta regatear, así que déjate algo de margen, no obstante, si ya habíais regateado previamente, se determinado. Si se acordó un precio se cumple. Si no paga lo pactado… media vuelta y adiós .

Deja que el comprador examine y pruebe el artículo.

Pero si todo va bien y vendemos con éxito algo, llegamos al último consejo.

 

4. NO somos una tienda 

Parece una conclusión lógica por eso de que es venta entre particulares. Pero a algunos «malos compradores» se les olvida.

¿Qué es un mal comprador?

  • El que compra algo para intentar devolvernos algo igual que tiene roto en su casa.
  • El impulsivo. Lo compra sin pensar y luego se ve con algo que no necesitaba
  • El que ni mira lo que compra. Y luego en casa lo ve y le saca mil defectos o no le sirve para el uso que quería darle.

Todos ellos nos exigirán que les devolvamos el dinero. Pero, no somos una tienda. No damos garantía ni servicio técnico. Ni mucho menos hacemos devolución. Una vez vendido el comprador es su dueño. Por eso es importante que dejéis incluso insistes en que prueben bien lo que vendéis.

Ojo, esto no os sirva para “empufar” a otros cosas rotas o con fallos ocultos. Cuidadito con eso que os puede costar un disgusto.

Una vez comprado, el comprador es su dueño.

 

Espero que estos consejos os ayuden.

Posted by Gumball

Gumball es un gato siamés al que le encanta estar en casa, la tecnología y comprar y vender de segunda mano.

Deja un comentario